El empoderamiento de las mujeres… Ese Run Run…

Desde hace tiempo leo cosas del tipo “Empoderamiento de las mujeres”. Y sí, la palabra “empoderamiento” me hizo “run run”… Ya sabéis, eso que ocurre cuando algo no termina de encajar en algún punto del lado izquierdo del cerebro. Y como no podía ser de otra forma, busqué información sobre ello.

“empoderamiento de las mujeres” (en inglés “empowerment”)
“Se trata de un término acuñado en la Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing (Pekin) en 1995 para referirse al aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder.
Actualmente esta expresión conlleva también otra dimensión: la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres y que tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas.” (Fuente: www.mujeresenred.net)”

Desde ese momento, el “run run” ha seguido haciendo de las suyas. Porque día sí día también me viene a la cabeza esa definición. Y algo no me encajaba, y me sigue sin encajar. Cuando era una cría, y pensaba en qué quería ser de mayor, siempre decía (pensaba) lo mismo. “De mayor quiero ser independiente y libre”. Recuerdo que, en mi época de Instituto, había una compañera en clase que, cuando hablábamos de lo que íbamos a hacer al finalizar el “Insti” ella siempre decía: “Yo voy a ser ama de casa y cuidar de mi marido e hijos”. Yo la miraba horrorizada! Sí, de verdad que la miraba como las vacas al tren!. Con los años he entendido muy bien lo que ella quería ser y es! Efectivamente, se casó, tuvo hijos y cuidó muy bien de ellos… y de sí misma. Y si la vista (y mi “octavo” sentido no me engaña) es feliz. Ella decidió lo que quería ser. De la misma forma que yo decidí lo que quería ser. Independiente y libre.

Y sigo dándole vueltas al “empoderamiento de las mujeres”. Y pienso en la frase “el aumento de la participación de las mujeres en la toma de decisiones y acceso al poder”… y como que no. La toma de decisiones en dónde? En la vida? En el trabajo? En? No, mentira. Las mujeres y el acceso al poder? Qué poder? Político?  Vamos a ver, por ejemplo, exista una Ley de Paridad Electoral en que las mujeres al menos deben estar representadas en un 40% de las listas en tramos de cinco puestos, salvo en las localidades de menos de 5.000 habitantes. Y eso provocó “malestares” en algunos partidos políticos porque decían, vulneraba su libertad a decidir sus listas, claro, listas masculinas… Ah… pues vale, el poder se escribe en masculino!

La otra frase, la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres y que tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas”, uyy esta frase se las trae!

Y sigue el “run run”. Porque si miro a mi alrededor, “parece” que muchas situaciones han dado un giro de “360º”. Yo misma, que siempre decía “cuando sea mayor quiero ser independiente y libre”, sí, lo he conseguido… a medias, todo lo libre e independiente que esta sociedad, que mi entorno, que los que me rodean, que los que gobiernan donde vivo me permiten.

Día a día veo situaciones que se repiten a lo largo de mi vida. Veo a mujeres (de mi edad, casadas) que trabajan en empresa cobrando un 20% menos que sus compañeros hombres, que trabajan en su casa, que han atendido a sus hijos, y los siguen atendiendo. Veo mujeres (de mi edad, solteras) que trabajan en empresa cobrando un 20% menos, que no tienen hijos, y tampoco pareja porque así lo han decidido pero que tienen que atender a sus mayores, cómo no! (también las mujeres casadas de mi edad, esas no se libran…). Pero, a pesar de todo pienso: “Tienen su trabajo (independencia económica) y eso es un paso a la libertad”.

Lo que verdaderamente me horroriza es eso que llevo tiempo viendo: mujeres jóvenes, en pareja, con un niño o dos, que “parece que deciden” educar a sus hijos utilizando al 100% su tiempo.  Eso me pone los “pelos de punta”. Mujeres jóvenes (y cuando digo jóvenes me refiero a ese tramo entre 16-32 años). Y digo que parece que deciden porque lo que creo es que algo o alguien decide por ellas. Veo parejas jóvenes que, en el nombre de “antes de que lo cuide nadie mejor lo cuido yo” (dice la madre, y asiente el padre). Peligro!!!! No os suena esa situación?

Eso me horroriza. Ver mujeres jóvenes que cuidan de sus hijos, y que no hacen otra cosa (aparentemente porque no quieren, eso dicen). Y cuando digo otra cosa, no menosprecio su labor ni mucho menos. Lo que hago es preguntarme: dónde está su inquietud, dónde está ese “cuando seas mayor qué quieres hacer?”, dónde se queda el desarrollo personal y profesional?

Me horroriza ver que todavía se repiten patrones de comportamientos que flaco favor hacen a las mujeres. Me horroriza que alguien decida por mí, decida lo que me tengo que poner (o lo que es lo mismo, lo que es éticamente correcto). Me horroriza que pretendan hacerme sentir lo que no soy.

Y me horroriza ver cómo, nuestra dignidad, esa dignidad de la definición de empoderamiento, se tambalea….

Volviendo a “empoderamiento de las mujeres”, creo que lo más acertado de la frase es lo bonita que queda a que sí?

“No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre sí mismas” (Mary Wollstonecraft)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s